Anka Moldovan

Nace en Cluj-Napoca, Rumanía, en 1976. Hija de sacerdote ortodoxo, profundiza en la técnica de los iconos bizantinos en Rumanía, adoptando ciertas técnicas que después aplicará a los soportes y a la preparación de los mismos en su pintura.
Su formación continúa con diferentes pintores tanto en España como en Rumanía mientras estudia en la Universidad Autónoma de Madrid, donde se licencia como Historiadora del Arte en 1998.
Después de trabajar 7 años para Valerio Lazarov, se dedica a la intermediación cultural, pasando después a trabajar varios años para la Consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, lo que marca la temática fundamental en su pintura, las relaciones sociales y los mundos interiores del ser humano.
En 2017 se convierte en la primera diputada regional de origen rumano. En 2019 deja la política para dedicarse por completo a la pintura desde un pajar rehabilitado como estudio en Asturias.

Ha expuesto en individuales y colectivas en ciudades como Madrid, Berlín, Oporto, Nueva York, París, Sevilla, Bolzano…